Si sus computadoras o servidores presentan problemas de desempeño y están lentos al encenderse o apagarse: Llego el momento de actualizarlos! Los dispositivos SSD de Kingston son ideales para concretar este upgrade. Son diez veces más rápidos que un disco duro convencional y facilitan un acceso más rápido a los programas y archivos. Además permiten incrementar la capacidad de almacenamiento, ya que hoy se ofrecen modelos de varios terabytes (TB).

Los SSDs SATA y NVMe de Kingston brindan la velocidad y confiabilidad necesaria para actualizar servidores, notebooks o PCs. Permiten ampliar la capacidad de almacenamiento y agilizar su funcionamiento. Están disponibles en una amplia gama de modelos y capacidades y se ofrecen con garantía de tres o cinco años y soporte técnico gratuito. Proporcionan seguridad de datos junto con rendimiento a prueba de futuro para lograr una tranquilidad total.

SSD corresponde a las iniciales en inglés de “unidad de estado sólido” (Solid-State Drive). Un SSD se construye a partir de chips de memoria Flash NAND, en vez de utilizar platos y otras partes mecánicas como las que se usan en las unidades de disco duro (HDDs).

 

Los dispositivos SSD pueden beneficiar a diferentes clases de usuarios de equipos de computación, ya sean individuos u organizaciones. Por ejemplo a un estudiante que usa la máquina para hacer tareas, editar videos/fotos, y  luego subirlos a las redes sociales, jugar videojuegos, etc.-. También a un emprendimiento o pequeña empresa que dispone de 8, 10 computadoras o más y que requiere de equipos con una gran velocidad para incrementar su productividad o reducir tiempos muertos. Y además son ideales para las grandes compañías que a veces tienen que invertir una gran cantidad de dinero para actualizar sus máquinas.

 

Los SSDs Kingston ofrecen los siguientes beneficios:

√ Mayor velocidad al encender / apagar o trabajar en cualquier aplicación, porque leen y escriben a una velocidad de 500 MB/s hasta 3500MB/s, dependiendo del modelo. Esto representa una gran diferencia, ya que un disco duro lee y escribe a una velocidad de 100 MB/s.

√ Permiten encender la computadora en cuestión de segundos, abrir múltiples páginas del navegador mucho más rápido y editar video en minutos. Ayudan a ganar productividad y ahorrar tiempo. De hecho, mientras más pesada sea la tarea, más se notará la diferencia.

√ Sus componentes son chips NAND, por lo que son más resistentes a golpes y vibraciones y reducen la probabilidad de perder valiosa información, imágenes o videos. En cambio, con los discos duros hay que estar atento y cuidadoso de golpes y caídas y en muchas ocasiones se deben gastar cuantiosas sumas de dinero para recuperar información sensible.

√ Al no contar con partes mecánicas, el consumo es hasta 10 veces menor, un SSD posibilita que la batería rinda hasta 40 minutos más.

√ Son totalmente silenciosos y generan menos calor.

 

Por otra parte la velocidad y el rendimiento de sus equipos se pueden incrementar aún más al incorporar una configuración óptima de memoria RAM para las aplicaciones y niveles de uso particulares. Dado que la memoria es el primer lugar al cual el procesador acude en busca de información e instrucciones, tener la suficiente para cargar los datos empleados con más frecuencia le permitirá trabajar de manera más eficiente.

Aproveche esta posibilidad de evolucionar con una inversión cinco veces menor que la necesaria para comprar un nuevo equipo.

¡Solicite asesoramiento sobre los modelos SSD y las memorias RAM de Kingston!